Sancionados por emplear prácticas ilegales en la captura de jilgueros en Las Merindades, Burgos

Sancionados por emplear prácticas ilegales en la captura de jilgueros en Las Merindades, Burgos

BURGOS, 7 Dic.

La Guardia Civil ha llevado a cabo una investigación sobre dos individuos de 48 y 36 años después de ser sorprendidos por una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) en la comarca burgalesa de Las Merindades utilizando el método ilegal conocido como "liga" para capturar jilgueros.

Según informaron fuentes de la Guardia Civil en un comunicado recogido por Europa Press, esta intervención ha evitado que no solo los jilgueros, sino también otras especies de aves, quedaran atrapados y posiblemente murieran debido al estrés que sufren al intentar liberarse.

Los hechos tuvieron lugar hace unos días en una localidad de la comarca de Las Merindades, cuando una patrulla del Serprona sorprendió a dos personas en actitud sospechosa en un lugar de esta zona. Fueron identificados y se registraron sus pertenencias.

Los agentes habían obtenido previamente información sobre estas prácticas prohibidas detectadas en la zona, por lo que llevaron a cabo varias vigilancias discretas en diferentes momentos del día para buscar evidencias.

Entre los objetos encontrados en posesión de estos dos individuos se encontraban elementos que podrían ser utilizados con fines furtivos, como un bote de pegamento (liga), guantes, una navaja, bridas de plástico, juncos preparados para ser impregnados con la sustancia pegajosa para atrapar aves, y un altavoz para reproducir el canto de los pájaros como señuelo.

Una búsqueda en los alrededores reveló la presencia de una caja de cartón escondida entre la maleza, vacía pero con excrementos de aves en su interior, presumiblemente utilizada para guardar las capturas, así como tres ramas clavadas en el suelo para facilitar que las aves se posaran, con varios juncos similares a los encontrados anteriormente, impregnados con la misma sustancia adhesiva.

En el suelo, junto a una de estas ramas, se encontró un teléfono móvil oculto con un paño que reproducía constantemente el canto del jilguero, actuando como reclamo para atraer ejemplares de esta especie.

Todos estos utensilios fueron confiscados y las investigaciones realizadas permitieron determinar que las personas investigadas carecían de la autorización necesaria y tenían la intención de cazar utilizando métodos no selectivos y técnicas prohibidas, como el uso de reclamos y la liga.

Estos actos, además de estar regulados en la Orden de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, son considerados delito según nuestro Código Penal. Por lo tanto, se han iniciado las diligencias correspondientes, que han sido entregadas al Juzgado de Instrucción de Villarcayo.

La Guardia Civil destaca que la afición al silvestrismo implica la captura y cuidado en cautividad de ciertas aves de campo, específicamente de la familia de los fringílidos, que son atrapadas en su estado silvestre con el propósito de entrenarlas en el canto. Este era el verdadero motivo por el que los investigados pretendían capturar jilgueros.

Tags

Categoría

Castilla y León