Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Universidad Virginia crea robot que optimiza movilidad en pacientes pos-Covid

Universidad Virginia crea robot que optimiza movilidad en pacientes pos-Covid

VALLADOLID, 3 Oct. - Un equipo de investigación de la Universidad de Valladolid ha diseñado un robot, el exoesqueleto RobHand, que mejora la movilidad en manos de pacientes con secuelas Covid en un 70 por ciento, podría estar en el mercado en un plazo de "tres a cinco años" con "un bajo coste", utilizando un sistema con "múltiples aplicaciones".

El proyecto se ha presentado en el Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid de la mano del director del mismo, Ángel González y en el que han participado también el rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo; el socio y director de I+D de la empresa Ticcyl Digital, Luis González Arrieta; el profesor de la UVA y responsable del proyecto, Juan Carlos Fraile, y el responsable de ejecución del proyecto y terapeuta ocupacional del Benito Menni, Pablo Álvarez.

En este sentido, Miguel Ángel González ha explicado que se trata de un proyecto "pionero" que se ha desarrollado entre enero de 2021 y marzo del 2023 con "resultados esperanzadores".

En concreto, la rehabilitación con el dispositivo RobHand ha permitido a los pacientes ampliar su rango de movimiento de los dedos de la mano en más de un 70 por ciento de media, logrando un mayor grado de apertura y cierre de la mano, así como mejoras significativas en diferentes aspectos como el dolor corporal, salud general y mental, función física, rol emocional, función social y vitalidad de los pacientes.

Para el rector, la presentación de este robot es una "satisfacción" ya que cumple uno de los objetivos de la UVA que, como institución pública, busca "trasladar" sus investigaciones a la "sociedad" y mejorar así "su calidad de vida".

Por su parte, el director de la empresa salmantina Ticcyl Digital, Luis González Arrieta, ha valorado la colaboración público-privada, fruto de la cual se ha desarrollado este proyecto de investigación en el ámbito biomédico que "revolucionará el mercado de la rehabilitación en un futuro inmediato".

De ahí que haya puesto el foco en la "calidad" de las universidades y de los grupos de investigación de la Comunidad. "La investigación no es un camino de rosas, pero tiene momentos muy gratificantes como éste que son el furto de muchos años de esfuerzo", ha añadido.

Los encargados de presentar el proyecto han sido el profesor de la UVA Juan Carlos Fraile y el terapeuta ocupacional y responsable de ejecución del proyecto en el Benito Menni, Pablo Álvarez.

De esta forma, han explicado que el proyecto de investigación tiene como objetivo "acelerar" el proceso de recuperación de pacientes que han sufrido COVID, y como consecuencia de esa enfermedad tienen secuelas motoras que limitan la movilidad de su mano, lo que les impide realizar actividades de la vida diaria.

RobHand es un robot tipo exoesqueleto, diseñado completamente en Valladolid, para la rehabilitación de las funciones de la mano mediante terapias activas asistidas, en personas con discapacidad neuromotora.

Para la adaptación de este robot de rehabilitación a pacientes con secuelas post COVID, ha sido necesario su rediseño, tanto mecánico como de su sistema de control.

La fase fundamental del proyecto ha sido la realización de un ensayo clínico con el robot RobHand en el ámbito hospitalario, con pacientes con discapacidad motora que afecta a la movilidad de la mano debido al Covid. En concreto, estas pruebas se han realizado en el Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid, en un entorno asistencial y clínico, y con pacientes con secuelas.

Tras elaborar un protocolo clínico de terapias, personalizado para cada paciente, se han aplicado utilizando el exoesqueleto RobHand para tareas de apertura y cierre de mano, pinza fina y pinza gruesa, combinadas con entornos de realidad virtual que motivan al paciente a su participación en la rehabilitación. En este sentido, los responsables han destacado la realización de las denominadas "terapias en espejo".

Estas terapias se realizan utilizando un sistema de visión artificial que capta los movimientos de la mano sana del paciente mediante un sistema de visión artificial, y reproducen esos movimientos en la mano afectada por la discapacidad, en la que el paciente tiene colocado el robot de rehabilitación.

El ensayo clínico fue autorizado por el 'Comité de Ética de la Investigación con Medicamentos, Área de Salud Valladolid Este', del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, y en el mismo han participado un total de trece pacientes.

Cada uno de ellos ha realizado una sesión inicial de evaluación, en la que, utilizando escalas clínicas, se determina su estado inicial. Después cada paciente ha realizado 24 sesiones con el robot RobHand: cuatro sesiones de una hora de duración a la semana. Al finalizar las 24 sesiones de terapia con el robot, se realizó una sesión final de evaluación que comparaba el estado inicial con el estado final, para realizar un análisis de la evolución del paciente.

El robot había sido desarrollado, en un proyecto anterior, mediante una colaboración entre la empresa Ticcyl Digital y el Instituto ITAP de la Universidad de Valladolid.

Precisamente, el director de la empresa salmantina ha explicado que se trata de un robot que ahora mismo estaría entre "los 25.000 y 35.000 euros", pero que para poderlo comercializar necesitarían pasar más controles de calidad y seguridad que "encarecerán" el producto final, pero que aun así seguiría siendo "de bajo coste" y podría estar en el mercado en un plazo de "tres a cinco años".

Además, los sistemas utilizados -a nivel de hardware y software-- podrían desarrollarse para otro tipo de aplicaciones vinculadas a la rehabilitación de personas que hayan sufrido ictus o parálisis cerebral, entre otras patologías.