Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

El mercado inmobiliario de Valladolid registra un aumento del 4,3% en visados de nueva vivienda en 2023.

El mercado inmobiliario de Valladolid registra un aumento del 4,3% en visados de nueva vivienda en 2023.

VALLADOLID, 3 Ene.

El año pasado, el número de viviendas de obra nueva visadas en Valladolid experimentó un leve aumento en comparación con el año anterior. El Colegio de Arquitectos de Valladolid (COAVA) aprobó proyectos para la construcción de 1.384 viviendas en el año pasado, 57 más que en 2022.

Este incremento, que representa un aumento del 4,3%, mantiene los números de visados lejos de los observados en 2021, cuando la construcción de viviendas experimentó un crecimiento más significativo después de la pandemia y el confinamiento.

Según el presidente de COAVA, Manuel Vecino, "en un período prolongado como este, los precios son inciertos, lo que hace que la construcción no se recupere completamente lógicamente", según un comunicado recogido por Europa Press. Además, añadió que "desde la crisis de 2008, la construcción no ha logrado recuperarse, ha tenido un ligero repunte, pero muy por debajo de los niveles necesarios para satisfacer una posible demanda natural".

En términos concretos, los visados de obra nueva se mantienen en una cifra similar a la del año anterior, lejos de las 1.713 aprobadas en 2021 e incluso por debajo de los números anteriores a la pandemia, cuando se registraron 1.513 en 2019. En 2020, el número fue más bajo debido a los meses de paralización de la actividad durante el confinamiento.

Aunque en los últimos dos años la demanda de viviendas unifamiliares había impulsado su construcción, en 2023 el número de construcciones visadas de este tipo se ha reducido casi a la mitad, con un total de 294 frente a las 552 otorgadas en el año anterior, lo que representa una caída del 46,7%.

Estas construcciones, que se volvieron populares por ofrecer un espacio privado más abierto y al aire libre, llegaron a representar el 41% de las viviendas de obra nueva visadas en 2022, pero en 2023 solo representan una de cada cinco.

En cambio, otros elementos de ocio en las propiedades, como las piscinas, se mantienen estables, con 37 nuevas visadas en el último año, una más que en 2022 y la cifra más alta de los últimos cinco años.

El aumento de la demanda de piscinas se debe a veranos cada vez más largos y calurosos. Sin embargo, según Vecino, "para estos detalles se necesita un nivel económico bastante alto y hay que recordar que no todos pueden permitírselo".

La actividad del sector, que no se impulsa en términos de viviendas nuevas, tampoco ha pasado a las reformas, ya que los visados para este tipo de trabajos se redujeron un 13% en 2023.

Específicamente, el año pasado COAVA aprobó un total de 254 rehabilitaciones de cierta envergadura (las reformas menores no requieren de visado) en viviendas ya existentes.

Además, las renovaciones en viviendas ya construidas han experimentado un fuerte impulso después de la pandemia, con cifras que siguen siendo aproximadamente el doble de las reformas que se realizaban anualmente antes del confinamiento. Esto incluye todo tipo de rehabilitaciones, ampliaciones y cambios de uso en construcciones residenciales.

Como ha sucedido en los últimos años, la gran mayoría de las nuevas construcciones residenciales visadas por COAVA eran viviendas libres.

Sin embargo, las viviendas de protección oficial (VPO), un total de 177, han aumentado en comparación con años anteriores y representan el 13% del total de proyectos aprobados, 8 puntos más que el año anterior.

Las nuevas construcciones para otros usos diferentes a viviendas también experimentaron una fuerte disminución el año pasado. De visar un total de 113.059 metros cuadrados de superficie en 2022, COAVA solo visó 44.502 metros cuadrados en 2023, lo que representa una disminución del 60,8% y el número más bajo en los últimos cinco años. Estos proyectos incluyen elementos de uso comercial y equipamiento sanitario, hotelero, administrativo y educativo, entre otros.

Por otro lado, las reformas en este tipo de construcciones experimentaron justo lo contrario, con un aumento del 38,7% el año pasado. Se realizaron intervenciones de rehabilitación en un total de 55.411 metros cuadrados, en comparación con los 39.933 del año anterior. De esta manera, se ha optado por reformar edificios existentes en lugar de construir nuevos.

Vecino destaca que "hay promotoras que compran edificios enteros para reformarlos, que además están mejor ubicados. La obra nueva no suele ser tan céntrica, salvo excepciones, debido a razones evidentes. Sin embargo, tiene una mejor calidad de construcción y servicios".

Además, el presidente de COAVA señala otro fenómeno: "Tenemos un parque inmobiliario de edificios que necesitan retoques porque están bastante deteriorados. Solo actuamos en los edificios cuando vemos un problema, no antes, pero todo necesita mantenimiento. Con los automóviles sí tenemos esa mentalidad: si es necesario cambiar el aceite, lo cambiamos, aunque no veamos un problema. Sin embargo, no existe esa cultura con las viviendas y ojalá existiera, ya que evitaríamos muchos problemas".

COAVA ya había advertido sobre la dificultad de mantener el comportamiento positivo del año 2021, que mostraba un aumento en el número de visados, y esto se confirma con las cifras de 2023, año en el que esperaban que los datos se mantuvieran estables.

Las perspectivas para 2024 no son muy optimistas: "No somos adivinos, pero suponemos que la situación será similar o incluso un poco peor que este año, con una ligera disminución de la construcción y los visados", lamenta Vecino.

Desde el Colegio de Arquitectos enfatizan que el contexto socioeconómico está afectando negativamente al sector de la construcción. "Siendo optimistas, podríamos decir que esto es solo temporal, pero hemos estado diciendo eso durante mucho tiempo", concluye el presidente de COAVA.