Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

"El OBA denuncia una granja en Burgos que alegadamente es una 'granja del terror' por explotación de cerdos"

El Observatorio de Bienestar Animal (OBA) ha presentado una querella en el Juzgado de Lerma (Burgos) contra una granja porcina en Quintanilla del Coco, en la provincia de Burgos, por supuestos delitos de maltrato animal, con la agravante de muerte, y otros delitos relacionados con el mercado y los consumidores, en complicidad con un delito continuado de estafa. El OBA, anteriormente conocido como Equalia ONG, ha denominado a esta granja como la "granja del terror".

En la denuncia presentada por el OBA, se adjunta un video que muestra por primera vez imágenes de esta explotación porcina y alegan que a pesar de contar con la certificación de bienestar animal Welfair, se han detectado presuntos casos de maltrato y abuso animal.

Este reportaje de investigación fue llevado a cabo entre junio y septiembre de 2023, en una granja de cerdos que cuenta con aproximadamente 5.000 cerdos distribuidos en 5 naves. El dueño de esta granja es el alcalde del municipio de Quintanilla del Coco.

En las imágenes que han salido a la luz gracias al OBA, se pueden ver cerdas reproductoras extremadamente delgadas, con la columna vertebral visiblemente marcada. También se observan casos graves de prolapsos uterinos y tumores en las mamas. El constante encierro en jaulas provoca heridas con pus y desarrollo de gangrena debido a la fricción con los barrotes.

En las jaulas de las cerdas parideras, se puede apreciar un lechón temblando, atrapado en el suelo de rejilla. El espacio limitado hace que la madre orine al animal y que sus hermanos lo pisoteen. Además, se pueden observar decenas de lechones agonizando, otros ya muertos y algunos en avanzado estado de descomposición y desmembrados. Algunos presentan tumores y heridas sangrantes. Incluso se muestra a un trabajador bebiendo cerveza y vertiendo parte de ella sobre los lechones.

Los cerdos destinados a la engorde también sufren de inflamaciones en las patas que les impiden moverse libremente, así como graves hernias. Uno de los cerdos presenta una enorme hernia abdominal que pesa alrededor de 7 kilos y se desplaza con gran dificultad. Otro cerdo tiene un gran tumor en la oreja derecha. Además, se evidencian abscesos supurantes y prolapsos rectales en decenas de cerdos, así como heridas en la piel causadas por la sarna. Muchos de ellos presentan orejas mordisqueadas y lesiones gangrenosas en la cola, lo que indica comportamiento caníbal.

El investigador que llevó a cabo esta investigación informó que presenció una escena de canibalismo, donde varios cerdos estaban devorando a otro cerdo que aún estaba vivo. Los animales mordían el codo de la pata delantera derecha, provocándole una hemorragia. Incluso el agua del bebedero estaba teñida de rojo.

Según la denuncia del OBA, la granja presenta una falta de higiene alarmante. En los pasillos se encuentran cadáveres en diferentes estados de descomposición, algunos de ellos canibalizados. Los bebederos suelen estar vacíos y se observa la presencia de ratas en las jaulas de las cerdas, los cubículos de los animales y las tolvas de alimentación. Además, la comida de los cerdos está contaminada con heces de ratas.

En el video también se puede ver la presencia de dos cubos al aire libre con cadáveres de lechones, restos de placenta y muchas moscas. Además, hay trozos de patas y lechones muertos esparcidos por todo el recinto. Según la legislación, la granja debería contar con contenedores herméticos para la recogida de animales muertos.

Bajo el suelo de la granja se pueden observar purines infestados de larvas y gusanos. En las imágenes también se puede ver a un gato alimentándose de un cadáver de cerdo dentro de las instalaciones.

El OBA ha advertido que la presencia de estos animales en la granja representa un riesgo de transmisión de enfermedades zoonóticas a los humanos, como la salmonelosis o la leptospirosis.

En la oficina de la explotación se pueden observar una cabeza de cerdo en descomposición, un lechón muerto y restos de una columna vertebral junto a botellas de cerveza. Además, se encontraron dos certificaciones "Welfair" sobre un escritorio.

La certificación "Welfair" es un sello independiente que garantiza el bienestar de los animales destinados al consumo. Este sello certifica todos los modelos de cría de animales, incluyendo las jaulas y los pollos de crecimiento rápido.

El reportaje muestra el momento en que los cerdos son cargados en camiones para ser llevados al matadero. Los operarios encargados golpean repetidamente a los animales con una herramienta similar a un martillo y con una picana eléctrica.

Ante estos hechos, el OBA ha denunciado a los responsables y empleados de la granja por presuntos delitos de maltrato animal con agravante de muerte. También han solicitado el cierre de la granja, la destitución del alcalde y una condena ejemplar por el manejo inadecuado de los animales.

Además, han presentado una denuncia contra la empresa cárnica encargada del transporte de los animales y proveedora de una cadena de supermercados, alegando publicidad engañosa en relación con su comunicación pública sobre altos estándares de bienestar animal.

Julia Elizalde, Gerente de Campañas del Observatorio de Bienestar Animal, ha declarado: "La granja del terror es uno de los casos más severos de maltrato animal a los que hemos sido testigos. El sufrimiento de los cerdos en esta explotación es extremo, muchos mueren de una forma lenta y dolorosa. Exigimos una acción inmediata por parte de las instituciones y empresas involucradas, incluyendo el cierre de la granja".