Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Hostelera en Valladolid condenada a prisión por posesión de drogas

Hostelera en Valladolid condenada a prisión por posesión de drogas

La Audiencia de Valladolid ha impuesto una condena de tres años y un día de cárcel a la titular de un bar del barrio de Las Delicias por traficar con speed y marihuana dentro de su local y que fue detenida en agosto de 2022.

La referida pena privativa de libertad, anticipada 'in voce' por el magistrado que presidía la sala de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia vallisoletana, ha sido pactada previamente por el defensor de la encausada y el fiscal del caso, que inicialmente pedía para A.S. una pena de seis años y siete meses de cárcel y el pago de una multa de 2.500 euros.

La condena acordada, recogida por Europa Press, rebaja la pena a tres años y un día y la multa a 1.100 euros por delito de tráfico de drogas de las que causan grave daño a la salud, de menor entidad, con la agravante de establecimiento abierto al público y con la atenuante de toxicomanía, ya que se reconoce la condición de politoxicomana de la hostelera, que desde febrero de este año sigue tratamiento de deshabituación en ACLAD.

El magistrado presidente de la sala ha anunciado también que estudiará la posibilidad de suspender la ejecución de la condena que evitaría el ingreso en prisión de la mujer, siempre y cuando se den los requisitos necesarios y cumpla con una serie de condicionamientos, como el de no volver a delinquir durante el periodo de tiempo establecido y que notifique al tribunal cualquier cambio de domicilio.

La detención de la encausada, de 36 años, sin antecedentes, se produjo en la madrugada del 3 de agosto de 2022 en su local de hostelería, en la calle San Isidro, en el barrio de Las Delicias, cuando agentes de la Policía Nacional se personaron en las instalaciones, con varios clientes aún en el interior, para realizar una inspección y localizaron 48,5 gramos de speed, siete gramos de marihuana--el valor de la droga ha sido cifrado en 1.60 euros--,una balanza de precisión con restos de anfetamina y 1.520 euros en metálico.

A los dos clientes que se encontraban en el establecimiento se les ocuparon igualmente varios envoltorios con sustancia blanca en su interior que resultó ser también anfetamina, con un peso de 1,73 y 1,25 gramos que, según la acusación pública, habían sido adquiridos en el bar.