Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Mitma logra declaración de impacto ambiental para la A-60 en Valladolid.

Mitma logra declaración de impacto ambiental para la A-60 en Valladolid.

VALLADOLID, 21 Jul.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha obtenido la Declaración de Impacto Ambiental favorable a los proyectos de la autovía A-60 entre Villanubla y Medina de Rioseco, que abarcan un total de 27 kilómetros en la provincia de Valladolid.

Este hito, según han destacado fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado recogido por Europa Press, supone "un paso fundamental hacia la aprobación final de los proyectos", que servirán de base a las obras que se liciten.

La autovía A-60 entre Valladolid y León, ofrecerá una alternativa de alta capacidad a la actual carretera N-601.

Los dos nuevos tramos, que comprenden Villanubla-La Mudarra (11 kilómetros) y La Mudarra-Medina de Rioseco (16 kilómetros), permitirán la continuidad con el tramo de 13,7 kilómetros entre Valladolid y Villanubla, en servicio desde hace diez años.

Esto se suma a los 20,3 kilómetros puestos en servicio en 2019 entre Santas Martas y Puente de Villarente y al tramo desde Puente de Villarente hasta León de 7,3 kilómetros.

Los tramos 'Villanubla-La Mudarra' y 'La Mudarra - Medina de Rioseco' también incluyen las variantes de la N-601 a su paso por las localidades de La Mudarra y Medina de Rioseco.

Esta inclusión, han destacado, mejorará notablemente la experiencia de los usuarios de la A-60, ya que aumentará la comodidad, seguridad y velocidad del tránsito.

Asimismo, mejorará la calidad de vida de los residentes de dichas localidades, al minimizar las molestias y riesgos asociados al tráfico diario de miles de vehículos.

Dentro de las medidas establecidas en la Declaración de Impacto Ambiental, el Ministerio destaca que se evitará la contaminación del suelo y se gestionarán correctamente los residuos derivados de las obras, se garantizará el correcto drenaje y se tomarán medidas para proteger la calidad de las aguas durante y después de las obras, se minimizarán las emisiones de polvo y gases contaminantes durante la construcción, se realizarán prospecciones para identificar especies amenazadas, se intentará preservar la vegetación autóctona, y se llevará a cabo un Plan de Restauración Vegetal e Integración Paisajística.

Con carácter previo a las obras, se realizará un estudio para detectar áreas de nidificación o ejemplares de especies protegidas.

También se instalarán pasos de fauna y cajas refugio para murciélagos, y se seguirán estrictos calendarios de obras para evitar periodos sensibles para la fauna.

Se realizarán prospecciones arqueológicas y se tomarán medidas para garantizar el mantenimiento de las vías pecuarias y el patrimonio cultural, se revisará y modificará este programa para incorporar las medidas de la declaración de impacto ambiental, incluyendo informes de vigilancia frecuentes, seguimiento de la mortalidad de fauna y evaluación del efecto barrera de la infraestructura.

También se asegurará el mantenimiento de las infraestructuras y se llevarán a cabo medidas de control de especies invasoras y gestión de residuos.

Estas medidas, han recalcado, "no solo buscan minimizar el impacto de la construcción y explotación de la infraestructura, sino también promover la conservación y protección de la biodiversidad y los recursos naturales en la zona".